cuidar piel rostro verano

Tips para cuidar la piel en verano

En verano la piel necesita un extra de cuidado para evitar que los rayos UVA del sol puedan dañar la dermis. Pero no solo el sol, sino que también el salitre del mar o el cloro de la piscina hacen que la piel pueda resecarse y dañarse más fácilmente. Por este motivo, es esencial extremar los cuidados de la piel en época estival.

Desde el Centro de Estética Lidia Sánchez queremos descubrirte los mejores tips para cuidar la piel en verano y con los que conseguirás proteger tu rostro y tu cuerpo del calor. ¡Luce preciosa y saludable en la mejor época del año! 😉

7 consejos para cuidar la piel en verano

La piel del rostro es la que más puede salir perjudicada del exceso de sol, puesto que la aparición de manchas solares son más frecuentes en el rostro que en el cuerpo. Para conseguir lucir un bronceado de forma sana y sin perjudicar la salud de tu piel, es importante tener en cuenta algunos consejos básicos.

Los tips para cuidar la piel en verano que debes tener en cuenta en tu rutina diaria son los siguientes.

Limpia la piel en profundidad

La limpieza cutánea es algo esencial para conseguir que el bronceado sea más homogéneo por todo tu rostro y que, además, sea seguro. Por eso, desde nuestro centro de estética de Poblenou, Barcelona, te recomendamos que antes de empezar con la sesión de bronceado, acudas a nuestro centro para disfrutar de una limpieza facial y una exfoliación. Con ambos tratamientos conseguiremos que tu piel esté mucho más lisa y libre de impurezas, por tanto, ¡totalmente preparada para el sol! Además, a diario deberás limpiar tu rostro para eliminar el sudor y las toxinas.

Hidrata tu piel en verano

Uno de los mejores cuidados en casa que puedes hacer para conseguir proteger tu piel en verano es hidratarla en profundidad. El calor y la deshidratación hacen mella en la salud de la piel y, por eso, es posible que tu tez se muestre más seca y con un tono apagado. Para evitar esta situación, nada mejor que hidratar la dermis de forma diaria. Por ello, después de lavar el rostro, no te olvides nunca de tu hidratante habitual; además, te recomendamos realizar una mascarilla facial hidratante una vez a la semana para conseguir mejorar tu rostro.

No te olvides la protección solar

Otro de los consejos imprescindibles para cuidar la piel en verano es que uses protección solar. Este hábito es esencial si realmente quieres disfrutar de un bronceado que sea saludable y seguro. Incluso si te maquillas, te recomendamos que en verano optes por un maquillaje con protector solar para que, así, estés siempre protegida de los rayos UVA. Como mínimo se recomienda que el protector sea de 30 para conseguir crear la película protectora que necesita nuestra piel. Recuerda: ¡úsalo también en los días nublados!

La importancia del horario

Un punto muy importante que debemos tener en cuenta es que, si queremos lucir realmente una piel bronceada pero sana, debemos evitar tomar el sol en las horas más fuertes del día. De hecho, de 12h a 16h no se recomienda tomar el sol ya que debemos protegernos de la agresión de los rayos para evitar quemaduras, manchas o dolencias. Y siempre que estés al sol, protege tu piel e hidrátate para conseguir estar perfectamente saludable.

Toma el sol de forma progresiva

Sabemos que los primeros días de playa son días en los que nos estaríamos diez horas al sol. Pero esto es algo totalmente desaconsejado. De hecho, los expertos recomiendan que la toma de sol sea progresiva y que vayas acostumbrando la piel a los rayos. Ten en cuenta que llevas todo el invierno con la piel cubierta y protegida del clima exterior, por tanto, sé consecuente y evita una fuerte agresión solar.

La ropa de playa

Aunque parezca una tontería, lo cierto es que otro de los consejos para cuidar la piel en verano es que tengas cuidado a la hora de escoger tu look playero. No se recomienda en absoluto que vayas a la playa con colonia o perfume porque estos productos contienen alcohol y puede propiciar la aparición de manchas o quemaduras. La ropa que debes vestir es ropa ligera y fresca, así como sombreros que protegerán tu cabeza y parte de tu rostro del sol.

Bebe 2 litros de agua al día

Por supuesto, es importante que, además de hacerlo por fuera, también la cuides por dentro. Y es que la hidratación interna es esencial para que nuestra piel (y nuestro cuerpo, de forma general) funcionen de forma óptima. Lo ideal es que bebas 2 litros de líquidos al día que puede ser agua, jugos de frutas, sopas frías, gazpachos, etcétera. Hidrátate y toma fruta para lucir una piel perfecta en verano.

Como ves, cuidar la piel en verano es un tanto más laborioso que el resto del año, pero es sencillo. Solamente deberás tener en cuenta estos consejos que acabamos de indicarte y prepararte para una buena sesión de sol y agua. Reserva tu cita en nuestro centro de estética de Barcelona para disfrutar de una limpieza profunda y, así, poder tener la piel lista para el verano. 

 

 

Sin comentarios

Publica un comentario