¿Por qué salen granitos en los brazos? ¡Te lo contamos!

granitos brazos

A todos nos encanta lucir una piel perfecta, cuidada e hidratada a lo largo de todo el año. Con una buena rutina de belleza esto es más que posible, aunque a veces pueden aparecer algunas reacciones inesperadas que nos complican la vida sin que sepamos exactamente la causa. Un inconveniente bastante común es la aparición de granitos en los brazos, algo que puede ser molesto y muy poco estético.

Si tú tienes este problema y no sabes como abordarlo estás en el lugar adecuado: vamos a analizar las causas de la aparición de estos gratinos y mostrarte las mejores soluciones. Sigue leyendo este post del Centro de Estética Lidia Sánchez y descubre, de una vez por todas, por qué salen granitos en los brazos.

Causas de los granitos en los brazos

La piel de los brazos se debe cuidar exactamente igual que la del resto del cuerpo, incluso con un poco más de insistencia, ya que es una de las zonas más expuestas a los agentes externos. En ella se encuentran los folículos pilosos que hacen que salga el vello en esta parte del cuerpo, como en todas las zonas en las que se desarrolla la salida del cabello por muy suave que este sea.

En estos pequeños folículos también se almacena el sebo, y este puede aumentar considerablemente cuando existen cambios hormonales o incluso en los hábitos de cada persona. Esto es lo que principalmente puede dar lugar a los granitos, ya que simplemente son el resultado de un exceso de sebo en una zona determinada de la piel.

La piel de gallina o queratosis pilaris

Una de las afecciones que produce los granitos en los brazos es la conocida coloquialmente como “piel de gallina” y sabrás que este es el caso si no se van en un tiempo razonable o no desaparecen con los tratamientos habituales. Esta enfermedad se produce por una acumulación de queratina, una proteína que tenemos de forma natural en el cuerpo. Esta sustancia tapona los mencionados folículos pilosos y produce una inflamación que tiene un aspecto muy parecido al de las espinillas comunes.

Las personas más propensas a tener esta enfermedad son aquellas que ya tienen cierta sensibilidad en la piel o algún problema previo como la dermatitis atópica. Se trata de una enfermedad que se considera que es hereditaria y en este caso la mejor forma de abordarlo es acudiendo a un especialista para aplicar un tratamiento mucho más concreto y focalizado.

En el caso de que te depiles el vello de los brazos, puedes consultar este otro post sobre los trucos para evitar los granos después de la depilación.

¿Cómo eliminar los granitos de los brazos?

Ahora que ya sabes por qué salen granitos en los brazos, vamos a indicarte cuál es la mejor solución para que puedas eliminarlos de forma definitiva y que tu piel se muestre más suave y lisa.

LPG Alliance Corporal

En este caso, LPG Alliance Corporal es una técnica no invasiva y 100% natural que respeta las necesidades de tu cuerpo de forma completa, por lo que no empeorará la situación de tus granitos en los brazos, es más, puede resultar muy beneficioso. No agrede la piel, ya que lo único que hace es reactivar el mecanismo celular mediante un aparato que masajea las zonas que se quieren mejorar.

De esta manera, se pueden eliminar los adipocitos (es decir, las células de grasa) mediante una estimulación natural y saludable. Con este interesante tratamiento empezarás a notar cómo la piel mejora y cómo los focos de grasa localizada se van diluyendo. Es un tratamiento perfecto para afinar las zonas más rebeldes y conseguir esculpir el cuerpo sin agredirlo ni dañar la piel.

La radiofrecuencia corporal

La radiofrecuencia corporal es un tratamiento estético muy demandado en la actualidad gracias a sus múltiples beneficios y puede ser un gran complemento para aquellas zonas del cuerpo afectadas por los granitos. En general, es ideal combatir la celulitis, la grasa localizada y la flacidez. Define la figura y reafirma.

La radiofrecuencia favorece el drenaje linfático natural del cuerpo, eliminando más rápidamente líquidos y toxinas, así que te dejará la piel como nueva, de forma que resultará complicado que salgan granitos en ella. Además favorece la formación de colágeno y elastina en las capas internas, reestructurando el tejido subcutáneo y dotándolo de firmeza.

La exfoliación natural

Existen algunos remedios sencillos para mejorar esta aparición de los granitos de los brazos. Una de las más recomendables e inocuas es realizar una exfoliación con productos naturales para eliminar el exceso de sebo y limpiar la piel en profundidad. Esto se puede elaborar de una forma muy sencilla con productos de casa como la sal y el azúcar. También es un excelente tónico casero el resultado de mezclar agua caliente con sal gruesa. Esto se debe aplicar siempre con cuidado y haciendo pequeños masajes en la zona, procurando no dañar más la piel.

Las arcillas

El uso de arcillas es muy beneficioso para la piel y especialmente para aquella que se encuentra inflamada o tiene problemas con el exceso de la producción del sebo. De la misma forma que existen mascarillas faciales con arcilla verde o rosa, también son válidas estas mezclas para la piel de otras zonas del cuerpo como los brazos. En este caso debes comprar la arcilla directamente en polvo y mezclarla con agua, después aplicarla en las zonas afectadas como con cualquier otra mascarilla y dejar que actúe por unos minutos.

Si quieres despedirte de una vez por todas de los granitos en los brazos, reserva ya tu cita en nuestro centro de estética de Barcelona: nuestras profesionales te indicarán el tratamiento más adecuado para ti y para la salud de tu piel. ¡Déjate asesorar por las expertas! 😉

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.